Chat
 
Encendedor Zippo Texture American Classic Cream - Crema Expandir

Encendedor Zippo Texture American Classic Cream - Crema

Zippo Zippo

Z-TEXT AMERICAN CREAM

Nuevo

Garantía de por Vida. Si un encendedor Zippo se rompe, no importa qué tan viejo sea ni cuantos propietarios haya tenido, 
la compañía lo remplazará o lo arreglará completamente gratis. 
La única parte del encendedor que no tiene garantía es el acabado de la carcasa exterior.

Más detalles

1 Artículo

Disponible

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario !

$ 99.000

  • Encendedor Zippo Texture American Classic Cream - Crema
  • Garantía de por Vida. Si un encendedor Zippo se rompe, no importa qué tan viejo sea ni cuantos propietarios haya tenido, 
  • la compañía lo remplazará o lo arreglará completamente gratis. 
  • La única parte del encendedor que no tiene garantía es el acabado de la carcasa exterior.

El de Zippo es un ejemplo en el que queda demostrado que ser pionero en el desarrollo de un nuevo concepto y perfeccionarlo, crea una tremenda brecha difícil de alcanzar para otros competidores. Más cuando a esto se le añaden historias que logran elevar y enaltecer la percepción de valor de un producto en el imaginario de las personas y posicionarlo como algo especial. 


Zippo es una marca estadounidense icónica del fabricante de encendedores, que fue fundada en 1932 por George Blaisdell. Hoy en día es el nombre de encendedores más popular en todo el mundo, en el que la identidad visual se reconoce al instante.


Los encendedores Zippo son conocidos por su garantía de por vida, la cual se pierde en caso de mal uso (entiéndase utilizar piedras, mechas y gasolina de otras marcas) y todo Zippo lleva en el cuerpo del mechero al retirar la carcasa un aviso que dice «Usar solo piedras, mecha y gasolina Zippo».


Significado e historia
El primer encendedor Zippo se fabricó a principios de 1933, mientras que Zippo Manufacturing Company se fundó un poco antes, en 1932.


El logo original de Zippo tenía un estilo totalmente austero. Para empezar, no había nada más que el nombre de la marca. Las letras eran verdaderamente minimalistas: proporciones clásicas, sin serifas ni detalles decorativos. A pesar de lo simple que era, esta marca denominativa hizo su trabajo a la perfección: debido a su forma simple, era muy legible y fácil de reproducir en varias superficies.

Aceptar

Nuestro sitio usa cookies para mejorar tu experiencia, te recomendamos aceptar su uso para que aproveches plenamente tu navegación en aPreciosdeRemate !